foto cole antigua fachada2

El centro docente Santa Ana situado en Utiel es un centro privado concertado, creado de acuerdo al derecho reconocido en el artículo 27.6 de la Constitución española y explicitado en el articulo 21 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de Junio, reguladora del Derecho a la Educación.

Nuestro centro imparte los ciclos y las etapas educativas siguientes: Aula de Educación Infantil 2 años, Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, una unidad de Educación Especial (Pedagogía Terapéutica) y Un Ciclo Formativo de Grado Medio de Gestión Administrativa.

Con fecha 17/5/1986 el centro accedió al régimen de conciertos, renovándose periódicamente conforme a lo establecido en el ordenamiento jurídico vigente.

El carácter propio del centro reúne los requisitos establecidos en la normativa, y todos los miembros de la comunidad educativa lo conocen y lo aceptan como descripción del modelo educativo que el centro ofrece a la sociedad en el marco de la libertad de enseñanza.

El colegio Santa Ana es un centro cristiano, según lo establecido por el Código de Derecho Canónico en el canon 803, y tiene la finalidad de promover el pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos/as, es decir, la educación integral.

Este modelo de educación integral está descrito en el documento que expresa el carácter propio del centro y en los proyectos curriculares de las diferentes etapas educativas, en el respeto a lo que prevén los currículos establecidos por el MEC y la Comunidad Autónoma valenciana para las diferentes etapas educativas.

La propuesta religiosa del centro es la propia de la Iglesia Católica, concretada en el Carácter Propio del mismo; será siempre una oferta respetuosa hacia la libertad de todos los alumnos/as, los educadores/as y las familias.

La asunción de la realidad sociocultural del entorno y el compromiso de servir al pueblo son, también, expresión concreta de la identidad cristiana y de la vocación evangelizadora de nuestra escuela.

El centro está abierto a toda persona que desee la educación que en él se imparte, rechaza cualquier discriminación y se ofrece a la sociedad como una comunidad en la que toda persona es aceptada y donde todos pueden dialogar, escuchar y ser escuchados, y todos, los que en él participan, se sienten corresponsables.

En el marco de la libertad de elección de centro, los padres que soliciten plaza para sus hijos expresan su conformidad con la oferta de formación propia del centro cristiano, tal como está definida en el carácter propio del centro.

El director titular/general del centro, será el responsable del cumplimiento de la normativa sobre admisión de alumnos fijada por la Administración al efecto en los niveles concertados, y decidirá sobre la admisión de los alumnos en los niveles no concertados.